naufrago-la-guarida-de-kovackChuck Noland (Tom Hanks) es un ejecutivo de FedEx, una empresa de mensajería. Chuck está acostumbrado a viajar y a pasar tiempo lejos de su pareja, Kelly (Helen Hunt), hasta que durante uno de sus viajes de negocios su avión sufre un accidente y despierta en una isla desierta donde deberá aprender a sobrevivir si quiere salir de ese “cautiverio”.

Naúfrago‘ está dirigido por Robert Zemeckis, que ya supo sacar lo mejor de Tom Hanks en ‘Forrest Gump‘, por el que dieron un merecido Oscar al actor.

naufrago-tom-hanks-la-guarida-de-kovackEl trabajo de  Tom Hanks está a la altura de las espectativas, en este film se puede ver el nivel que tiene como actor ya que la mayor parte de la acción recae sobre él, prácticamente la totalidad de la película está solo en una isla. La soledad del personaje, la frustración ante los fallos y las alegrías por conseguir algo tan sencillo como el fuego, se ven reflejados en la interpretación que le consiguió el cuarto Globo de Oro de su carrera y su quinta nominación al Oscar a mejor actor (de las cinco sólo ha ganado dos estatuillas por ‘Philadelphia‘ y por ‘Forrest Gump‘).

El personaje no sólo tuvo un gran trabajo psicológico, también tuvo mucho trabajo físico ya que Hanks tuvo que adelgazar 20 kilos para que se viese los cambios que había sufrido el cuerpo de Chuck Nolan durante su estancia en la isla.

naufrago-tom-hanks-la-guarida-de-kovackWikipedia recoge una anécdota sobre la película muy interesante: durante el film se puede ver que el protagonista coge los paquetes que han caído de su avión accidentado, abre todos salvo uno, se cree que al ver que ninguno llevaba nada realmente útil pensó que en este tampoco lo habría. En el 2003, tres años después del estreno, la compañía FedEx hizo un anuncio en el que se mostraba a la joven del final de la película (la que le dice a Chuck a donde llevaban los caminos en la carretera) abriendo el paquete. Un señor le pregunta a la joven acerca del contenido y ella le responde que lleva un móvil, un GPS, una caña de pescar y un purificador de agua. Evidentemente dudo que esto sea así, todo apunta a que se trató de un truco publicitario de la compañía.

A pesar de que es un tema que no es original, ya que todos conocemos la historia de Robinson Crusoe, el film se deja ver bastante bien, lleva un buen ritmo durante toda el metraje y, aunque se trate de un drama, Tom Hanks nos ofrece algún momento cómico protagonizado por él y su compañero en la isla, el balón de volley-ball ‘Wilson’.

Tom Hanks siempre es una apuesta segura y dudo que os defraude.

Claro que esto es sólo mi opinión.

 

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

5 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.