Basada en hechos reales ‘Moneyball‘ nos muestra la historia de Billy Beane (Brad Pitt) un exjugador de baseball que ahora es gerente de un equipo con bajo presupuesto. Billy contratará a Pete Brand (Jonah Hill), un joven economista, que basa los fichajes en estadísticas, un método que no es bien visto dentro del equipo y sobre todo por el entrenador, Art Howe (Philip Seymour Hoffman).

  A simple vista es otra historia más sobre una persona dentro del mundo del deporte que desde la nada asciende y lo consigue todo, como pueden ser el caso de ‘Invencible‘ (2006) de Ericson Core y protagonizada por Mark Wahlberg (esta película también está basada en una historia real) o el caso de ‘Titanes, hicieron historia‘ (2000) de Boaz Yakin y protagonizada por Denzel Washington. El cine americano está plagado de argumentos como estos, pero no hay que ver esto como algo negativo, el cine es una ventana al mundo y posiblemente muchos de nosotros no hubiésemos conocido la vida de estas personas de no ser por este arte y más aquí, en España, donde no seguimos el baseball o el fútbol americano.
  Estas historias sobre gente que sube a lo más alto a pesar de tenerlo todo en contra no es algo nuevo, en eso estamos todos de acuerdo, pero el hecho de que se base en una persona real hace que nos planteemos que si ellos lo consiguieron ¿por qué no lo íbamos a hacer nosotros? y en los tiempos de crisis en los que estamos viviendo creo que mensajes como estos son más que necesarios.
(Jonah Hill)

En la película podemos ver a un gran Brad Pitt que nos ofrece una muy buena actuación, pero esto no nos sorprende del todo, ya que esto es algo a lo que nos ha acostumbrado en los últimos años. Lo que realmente sorprende de este film es la interpretación que nos da Jonah Hill, aquel ‘gordito’ gracioso de ‘Supersalidos‘ (Greg Mottola, 2007). Los trabajos que ha hecho no me han disgustado porque me hace bastante gracia, tiene un papel pequeño dentro de la película ‘Paso de ti‘ (Nicholas Stoller, 2008) y la verdad es que todas las escenas que tiene me parecen bastante graciosas. Hasta ahora pensaba que tenía talento para el humor pero cuando terminé de verle en ‘Moneyball‘ pude comprobar que tiene bastante potencial para una película seria y que puede estar a la altura de un protagonista de la talla de Brad Pitt.

En el film no hay escenas físicas como las puede haber en otros que tengan el  deporte como hilo conductor, esto es debido a que el protagonista ya no juega al baseball y a que este deporte es menos agresivo que el fútbol americano.

(Brad Pitt y Jonah Hill)

Para los que no seguimos este deporte se puede hacer un poco densa ya que utiliza términos con los que no estamos familiarizados, sin embargo esto no hace de ella una mala película ni mucho menos la hace lenta. No os defraudará y podréis disfrutar no solo de la historia, sino también de la brillante actuación de sus dos protagonistas.

Claro que esto es sólo mi opinión.

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.