La película se enmarca dentro de la Segunda Guerra Mundial, durante la ocupación de Francia por los alemanes. La joven Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) ve como su familia es ejecutada por orden del coronel nazi Hans Landa (Christoph Walts). Shosanna huye a París y toma una nueva identidad en la que es dueña de un cine. Sus ansias de venganza la guiarán a llevar a cabo un plan con el que acabará con los asesinos de su familia.
  Por otro lado están los ‘Bastardos’, un grupo liderado por el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) que adiestra a soldados judíos y cuyo único objetivo es acabar con todos los soldados nazis que se encuentren en su camino, devolviéndoles todas las atrocidades que cometieron. Dentro de este grupo destacan dos personas, Aldo, por su carisma y sus dotes de líder, y el sargento Donnie Donowitz (Eli Roth) apodado “El oso judío” y cuya mirada de lunático da verdadero terror.
Los ‘Bastardos’ se unen a una actriz alemana, Bridget von Hammersmark (Diane Krueger), para realizar una misión que acabará con los jefes del Tercer Reich. Los destinos de estos y de Shosanna se unirán en un mismo punto.
  Como la mayor parte de las películas de Tarantino, está dividida en capítulos. Ésta no tiene esos diálogos que tanto caracterizan los films de este autor, puede que sea su película más distinta, ya que la mayoría están ambientadas en la actualidad y sin embargo esta narra hechos ya pasados y como ya he dicho los diálogos no son del mismo tipo que en otras, pero tienen algo que hace que te metas en la historia, además gracias al talento de Tarantino para escribirlos, a su capacidad para sacar lo mejor de los actores y también al trabajo de estos, hacen que parezcan conversaciones reales y que lo estamos viendo todo por un agujero.
  Aconsejo que se vea en versión original ya que podréis disfrutar de las actuaciones de Pitt y de Walts que bordan sus papeles, hay que decir que a pesar de que Pitt lo hace muy bien, con acento al hablar y expresiones faciales y demás, pero Christoph Walts se come a todo el reparto. Este actor fue galardonado con numerosos premios debido a su trabajo y no es para menos.
   En el elenco de actores también se encuentran: Michael Fassbender, Daniel Brühl, Til Schweiger, B. J. Novak, August Diehl, Mike Myers, Omar Doom, Sylvester Groth y Denis Menochet entre otros.
(Parte del reparto del film junto a Tarantino)
   Toda la película es una crítica al nazismo con un final inmejorable. Cada uno de los capítulos te permite conocer a todos los personajes y sus motivaciones. Otra de las cosas a destacar del guión son los giros argumentales, hay más de uno, y te dejan sin respiración, completamente inesperados algunos y otros más que necesarios.
  Como dato curioso se dice que Brad Pitt no estaba muy seguro de si quería el papel o no, para convencerle Tarantino le llevó de fiesta, parece ser que bebieron demás y a la mañana siguiente cuando Pitt se despertó se encontró con un contrato firmado por él en el que ponía que aceptaba el papel, junto a esto había una nota de Tarantino en la que decía que se verían en unos meses cuando comenzase el rodaje. No se si será cierto o no, pero no deja de ser algo divertido.
  Película imprescindible. Tanto si os gusta Tarantíno como sino la vais a disfrutar por todo lo que os he dicho más arriba. Un film donde se habla de cine y, tal y como yo lo interpreto, nos puede querer decir que el cine puede cambiar la historia.
  Claro que esto es sólo mi opinión.

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.