La Joven del Agua es una historia de optimismo en un mundo que a veces no lo es tanto.
  En el complejo de apartamentos THE COVE todo es normal, es un sitio como otro cualquiera, hasta que una noche sucede algo que hace que toda esa normalidad que lo rodea desaparezca y lo convierta en un lugar especial y lo mismo ocurre con sus inquilinos.
  La joven Story, una narf que viene del «MUNDO AZUL», hará que las vidas de estas personas den un giro de 180º porque a pesar de que nadie nos dice nunca quienes somos, todos tenemos una misión, todos formamos parte de algo y estamos conectados.
  Los dos protagonistas están increíbles, Paul Giamatti interpreta tal y como nos tiene acostumbrados, le da al personaje sentimiento, realismo, en definitiva le da vida, él es Cleveland Heep, el conserje de THE COVE, un hombre que ha dejado de ser feliz y que huye dejando atrás un pasado trágico.
  Por otro lado tenemos a Brice Dallas Howard que interpreta a Story, es la segunda vez que trabaja con M. Night Shyamalan (la primera fue en El Bosque, donde su interpretación fue muy bien valorada por la crítica) hay que reconocer que este director sabe rodearse de buenos actores, al igual que Giamatti, Dallas Howard hace que te creas al personaje. Cuando aparecen los títulos de crédito les empiezas a echas de menos.
  Otra de las cosas a destacar es la banda sonora compuesta por James Newton Howard que es fantástica, es mágica igual que la película.
  En esta ocasión el director no se conforma con un cameo, sino que forma parte de los personajes, en mi opinión es porque no quería solo ver la historia desde fuera, yo pienso que quería formar parte de ella. Para mi este es uno de sus mejores trabajos, es un grandísimo director y guionista, sus historias nunca te dejan indiferente y siempre acaban sorprendiéndote, pero la carga emocional que tiene esta película va más allá, consigue atraparte, meterte en la historia, hay que verla para sentirlo, es una de esas historias que te devuelven a la inocencia de la infancia, esa inocencia que cada vez se va perdiendo antes en este mundo y que no vendría mal tener un poco para ver el mundo de otra forma.
  Lo que más me gusta de esta historia es que es un cuento, es todo fantasía. La atmósfera que rodea la película es mágica, tiene algo especial, algo que hace que cojas mucho carió a cada uno de los personajes. Además el mensaje que envía es muy adecuado para estos tiempos en los que la crisis está acabando con la moral de mucha gente. Quería recomendar este film para todas aquellas personas que están bajas de ánimo, que se sientan inútiles, para que vean que en el mundo todos hemos venido para hacer algo y esa misión seguro que aunque para uno mismo sea pequeña para otros puede que sea gigante.
  Claro que esto es sólo mi opinión.

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.