La película nos cuenta la historia de Matt (Elijah Wood) un joven y brillante estudiante de periodismo al que expulsan injustamente de la prestigiosa universidad de Harvard. Tras este hecho Matt decide viajar hasta Inglaterra para visitar a su hermana (Claire Forlani), allí conocerá al hermano del marido de su hermana, Pete (Charlie Hunnam) un hooligan seguidor del West Ham United.
  A pesar de que hay un choque de culturas inicial en poco tiempo Matt y Pete se hacen amigos y de hecho Matt llega a integrarse a la perfección dentro de este grupo de aficionados al fútbol.
  Ya hemos visto este tipo de historias, un niño bueno que lleva toda la vida entre
libros, siendo un chico modelo que por casualidades del destino conoce a otra persona que le hace vivir la vida. El encargado de guiar a Matt hacia la nueva vida es Pete, otro personaje ya visto, típico chulo pero de buen corazón.
  Los dos actores principales, Charlie Hunnam y Elijah Wood, cargan con el peso de la película y lo hacen de forma correcta aunque hay que reconocer que no son nada del otro mundo. A Elijah Wood ya le habíamos visto de protagonista en la saga de El Señor de los Anillos con su cara de niño bueno. A Hunnam se le está conociendo más ahora gracias a la serie Los Hijos de la Anarquía y a películas como Pacific Rim.
  No se ve mucho fútbol pero cabe destacar un partido que echan los niños a los que entrena el personaje de Hunnam, está rodado de una forma preciosa mostrando como se mueven las piernas en cada jugada y el efecto de cámara lenta le da un toque épico a ese partido.
  A nivel cinematográfico la película está fantástica, es cierto que, tal y como os he dicho más arriba, no se ve mucho fútbol pero si una parte de este deporte, quizás la parte más negativa, ya que estos jóvenes se dedican a pelear contra los aficionados del equipo rival. Hay una escena en concreto donde se muestra un sorteo para un campeonato y ves a los protagonistas y sus amigos nerviosos por la incertidumbre de quién será el rival y cuando descubre que es un eterno enemigo no sabes si se alegran por disputar un encuentro clásico o porque en algún momento, antes o después del partido, van a pelear contra esta afición.
  De todas las películas, sobre este deporte, que he traído hasta ahora se puede decir que ésta es la más oscura ya que muestra lo peor del fútbol, lo que no debería de ser este deporte, estoy de acuerdo en que la afición debe vivir y sentir los colores, ser fiel, sufrir en las derrotas y alegrarse en las victorias de su equipo pero lo que nunca se debe olvidar es que cuando el árbitro pita el final del partido se acaba el enfrentamiento.
  Es una película dura y por tanto no os la recomiendo para los días en los que tengáis la moral baja, pero es necesaria verla para aprender de lo que no hay que hacer nunca.
  Claro que esto es sólo mi opinión.  Puedes ver esta reseña y otras más en Crazyfutbol.com
https://www.youtube.com/watch?v=cIyuxslqpjM

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.