Esta semana he escogido la serie Hatfields & McCoys porque es un western y no hay muchas series así, o por lo menos con tanta calidad. Creada por Ted Man y estrenada en 2012 en el canal Historia en Estados Unidos,  a nosotros nos llegó a través de Fox Crime, nos cuenta una historia real sobre el odio entre dos familias.

Anderson Hatfield (Kevin Costner) y Randall McCoy (Bill Paxton) fueron buenos amigos en el pasado, pero durante la guerra Anderson desertó y volvió a casa y pudo hacer mucho dinero gracias a sus negocios, cuando acaba la guerra y Randall vuelve apenas tiene nada y ve como su amigo, que le dejó en el campo de batalla, lo tiene todo. Su amistad acaba y comienza una enemistad que se extenderá en todo el clan dando lugar a una guerra entre familias.

Reparto

– Anderson Hatfield: Kevin Costner
– Randall McCoy: Bill Paxton
-Jim Vance: Tom Berenger 
-Johnson «Johnse» Hatfield: Matt Barr
– Nancy McCoy: Jena Malone 
– Tolbert McCoy: Sam Reid
– Judge Valentine «Wall» Hatfield: Powers Boothe
– «Bad» Frank Phillips: Andrew Howard 
– Levicy Hatfield: Sarah Parish  
– Roseanna McCoy: Lindsay Pulsipher  
– Perry Cline: Ronan Vibert
– Ellison «Cotton Top» Mounts: Noel Fisher
– William «Cap» Hatfield: Boyd Holbrook
– Jim McCoy: Tom McKay
– Sally McCoy: Mare Winningham  
– Phamer McCoy: Michael Jibson 
– Good ‘Lias Hatfield: Greg Patmore 

Lo que hay que destacar de esta serie es sobre todo las actuaciones de los dos protagonistas, el reparto está muy bien escogido, pero Costner y Paxton están impresionantes, os recomiendo que por lo menos un capítulo lo veáis en versión original porque su trabajo es digno de admirar. Siempre he visto bien a Kevin Costner de vaquero, uno de sus últimos trabajos en un western fue Open Range y es genial, parece que está muy cómodo en estos papeles. A Bill Paxton no recuerdo haberle visto nunca así pero es buen actor y en esta ocasión mantiene el tipo. Tom Berenger, el desaparecido, también está fantástico, su personaje es muy fácil de odiar y con su interpretación acabas odiándole.

Es una serie con una sola temporada y con sólo tres capítulos, cada uno dura unos 90 minutos, te cuenta toda la historia de estas dos familias rivales y refleja muy bien esta época en la que el honor y la palabra eran algo que no se podía arrebatar, un tiempo en el que las injusticias y las agresiones se solucionaban con balas y sangre.

Si os gustan los western no os podéis perder esta serie al igual que si os gusta la historia. Pero siempre os lo digo, si os gustan las buenas series esta tenéis que verla.

Claro que esto es sólo mi opinión.

 

 

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

2 Respuestas

  1. Anonymous

    Así es, una muy buena serie, bien lograda, espléndidos paisajes y grandes actuaciones, muy recomendable!!!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.