El Lado Bueno de las Cosas es una de las mejores películas que se van a hacer este año, buen guión, buenas interpretaciones, buena dirección,… vamos que es muy completa.
  Pat (Bradley Cooper) pasa ocho meses en una institución mental por agredir al amante de su mujer, tras este tiempo vuelve a la casa de sus padres (Robert De Niro y Jacki Weaver). Desde que fue ingresado su única meta es volver con su mujer. Durante su estancia en casa de sus padres Pat conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica que arrastra un pasado del que se avergüenza y que le ha pasado factura. A pesar de lo distintos que son el uno del otro acabarán creando una relación que les llevará por el mismo camino.
  Una de las cosas más destacables de esta película es sin duda la forma en la que mezcla momentos dramáticos con otros cómicos. No se puede decir que la película sea un drama porque no esta contada como tal, a lo largo de la película la balanza cae del lado de la comedia pero eso no implica que tenga momentos muy duros y es que la historia que cuenta sea dura. Estamos hablando de un film en el que todos los personajes tienen algún problema, la única que a lo mejor no lo tiene es la madre de Pat y sin embargo tiene que sufrir al resto.
  La misión de la película es que busquemos el lado bueno de las cosas y es por eso que hay esa combinación de momentos dramáticos con momentos cómicos, incluso hay momentos duros que no se han tratado como tal, tampoco quiero decir que se frivolice estos problemas pero la propuesta general de la historia es mirar la vida desde un punto de vista positivo y sacar lo mejor de todo y es ahí donde reside esa forma de presentárnosla que para mi gusto es muy acertada.
  Puede que en algún momento baje el ritmo narrativo pero es algo necesario ya que nos presenta muy bien a los personajes haciendo que les conozcamos y que lleguemos a empatizar con ellos, además la historia que surge entre Tiffany y Pat requiere de esos tiempos más lentos, se puede decir que pasa lo mismo que en La Pesca del Salmón en Yemen, la historia que surge entre los protagonistas debe ser lenta para reflejar la realidad de una forma natural y no de la forma tan acelerada que nos suele mostrar el cine, también hay que decir que esos momentos de calma no te llegan a sacar de la película ya que rápidamente se vuelve al ritmo dinámico y cuando acaba no tienes la sensación de haber visto un film lento, más bien tienes ganas de quedarte sentado y volver a verla.
  A nivel de interpretación hay que decir que es brillante, tanto es así que Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert De Niro están nominados a los Oscar y Lawrence se llevó el Globo de Oro a la mejor actriz. El guión les ha ayudado, porque es muy bueno, pero no hay que quitar el mérito de estos actores, de De Niro estamos acostumbrados a ver siempre grandes interpretaciones, pero la sorpresa han sido Jennifer Lawrence y Bradley Cooper, sobre todo ella que apenas la hemos visto, les auguro un buen futuro si siguen en esta línea. Además hay mucha química entre ellos. Como personaje original quiero mencionar el que interpreta Chris Tucker que aporta muy buenos momentos a la historia.
  David O. Russell, el director de la película, ha sabido dar con la forma de contarla, no sólo con el tratamiento de las escenas, sino también a la hora de rodar, hay que destacar el momento del concurso de baile ya que está rodado de tal manera que parece que estás bailando con ellos, yo personalmente me metí tanto en ese baile, lo sentí de tal manera que casi aplaudo cuando terminan, al igual que casi aplaudo cuando acabó la película, cosa que creo que es lo más grande que le puede pasar a un film, si el público se emociona tanto como para expresar esa emoción con una gran ovación es que se ha hecho un gran trabajo.
  Cómo digo creo que merece la pena ver esta película, vale cada euro que cuesta la entrada y además el mensaje sobre como ver la vida que nos viene muy bien a todos.
  Claro que esto es sólo mi opinión.
https://www.youtube.com/watch?v=IBOWP5tblhY

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

2 Respuestas

  1. Alberto Carpintero

    Buena crítica!
    Las sensaciones que transmite esta película cuando sales del cine son inmejorables. La única pega quizás que puede tener, es la sensación de “norte-americanada” a la que ya estamos tan acostumbrados…

    Un abrazo!

    Responder
  2. Kovack

    Muchas gracias!! efectivamente hay muy buena sensación al salir del cine, no sólo de haber pasado un buen rato sino también de haber visto algo muy bueno. Lo de la sensación de “norte-americanada” es claro, la película viene de donde viene y esa es su firma, si la hubiesen hecho aquí habriamos visto a Jennifer Lawrence desnuda jajajaja, pero mientras la sensación del final sea buena yo creo que lo demás no importa.

    Un abrazo fuerte!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.