Contagio en alta mar’ nos lleva a bordo de un pesquero irlandés rumbo a alta mar para realizar su trabajo. Dentro de este barco va una nueva tripulante, una bióloga marina que descubrirá una presencia dentro del agua que no esperaban.

La directora de esta película, Neasa Hardiman, que sobre todo ha desarrollado su trabajo en la pequeña pantalla, nos presenta esta historia a caballo entre ‘Alien: El octavo pasajero’ y ‘La Cosa’ y con alguna influencia de Lovecraft. Sin embargo, no consigue desarrollar esa atmósfera claustrofóbica que si que consiguieron las películas que he mencionado y esto se convierte en un fallo grande cuando la película se desarrolla dentro de un barco, quizá parte de la culpa la tenga el hecho de que no haya sido capaz de trasladarnos a ese barco (a no ser que sea el barco más estable que ha surcado el mar).

A pesar de estos fallos la película atrapa y hace de su falta de medios una virtud ya que recrea con unos efectos muy sencillos pero efectivos una criatura de dimensiones colosales y lleva su presencia a este barco de una forma muy visual.

El mensaje ecologista y de supervivencia de la naturaleza queda muy claro en esta cinta que se me antoja como una buena elección para una tarde de cine.

Claro que esto es solo mi opinión.

Sobre El Autor

Periodista amante del cine. Director y presentador del Podcast 'La Guarida de Kovack'.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.